Global Aquatic Ingredient Assessment™ (GAIA)

¿Qué es GAIA?

Su seguridad y la seguridad de nuestro planeta son nuestra prioridad. Nuestros científicos trabajan incansablemente para seguir reduciendo el impacto de nuestros productos en el medioambiente y, al mismo tiempo, lograr los mejores resultados posibles para las familias que usan nuestros productos a diario. Es por eso que hace algunos años Johnson & Johnson Consumer Health, junto con otros expertos y diversas partes interesadas, creó y patentó una herramienta que hoy conocemos como el protocolo Global Aquatic Ingredient Assessment™ (GAIA). GAIA nos ayuda a evaluar el posible impacto ambiental de los ingredientes que contienen nuestros productos para tomar mejores decisiones fundadas.

Lo que distingue a GAIA de otros modelos y herramientas de evaluación y la hace única es que combina datos de muchas fuentes internas y externas, que incluyen estudios de revisión por pares y bases de datos gubernamentales. Esta herramienta patentada es un concepto innovador que ofrece un análisis exhaustivo de los ingredientes y las formulaciones de productos que nos permite mejorar nuestros productos constantemente, a diferencia de muchos modelos que a veces simplemente analizan uno o algunos aspectos de los productos a la hora de evaluar el impacto ambiental.

Hay una creencia popularizada entre el público general de que todos los ingredientes naturales son buenos para el medioambiente y todos los ingredientes sintéticos son malos. Desde luego, esto es una generalización. A niveles elevados o en los lugares incorrectos, incluso las sustancias naturales suponen riesgos ambientales, como los metales pesados o los microorganismos. Además, en muchos casos, los materiales creados en laboratorio se pueden diseñar con un comportamiento y propiedades superiores desde el punto de vista ambiental. Por eso GAIA se centra en las propiedades y no en ideas preconcebidas.

GAIA

¿Cómo se usa GAIA?

GAIA analiza el impacto que un ingrediente puede tener en un ambiente acuático y se centra en las especies de peces y plantas que lo habitan. Califica a los ingredientes en una escala del 0 al 100, donde el 100 representa la mejor puntuación medioambiental. Los ingredientes con una puntuación de 80 o más tienen un impacto potencial mínimo en nuestros humedales, ríos, lagos y estuarios costeros, mientras que los ingredientes con una puntuación de 60 a 79 tienen un bajo impacto acuático potencial. Los ingredientes con puntuaciones por debajo de 60 requieren revisiones y evaluaciones de riesgo adicionales y, en algunos casos, otras pruebas ambientales.

Hemos calificado casi todos nuestros ingredientes con la herramienta GAIA y estamos trabajando para terminar de calificar el resto de los ingredientes. En algunos casos, las puntuaciones de GAIA han ayudado a guiar las decisiones relacionadas con qué ingredientes eliminar de nuestra cartera y sobre cuáles necesitamos más información para usarlos en nuestros productos con seguridad. Este proceso respalda una gran variedad de programas de seguridad, protección y sustentabilidad. Por ejemplo, GAIA ayuda a nuestros formuladores a tomar decisiones inteligentes sobre los mejores ingredientes para crear formulaciones más ecológicamente responsables. Cuando evaluamos los ingredientes como parte del proceso de mejoras constantes de nuestros productos, usamos GAIA con el objetivo de identificar áreas para evaluaciones de riesgo ambiental y políticas relacionadas para productos actuales y futuros. GAIA también nos ayuda a responder sus preguntas en relación con el comportamiento ambiental de nuestros productos y sus ingredientes.

Para maximizar las mejoras en el impacto ambiental de nuestros productos, también compartimos datos de GAIA con nuestros proveedores para sus ingredientes, ya sea de productos comercializados o en desarrollo, para que también desempeñen un papel importante en el contexto de nuestras plataformas innovadoras y colaboraciones con proveedores.

GAIA y su enfoque nos permiten informar a los consumidores de qué están hechos sus productos y su impacto en el medioambiente de una manera clara y compartir con el resto de la industria las mejores opiniones de nuestros científicos y otros científicos sobre cómo podemos trabajar todos juntos para mejorar y reducir nuestro impacto en el planeta.

¿Cómo funciona GAIA?

JJCH - Cómo se usa GAIA

1. RECOPILAR DATOS

El proceso de GAIA calcula la puntuación de un ingrediente con la información disponible sobre las propiedades de persistencia*, bioacumulación y toxicidad (PBT) del ingrediente y mediante el uso de propiedades químicas intrínsecas para que las puntuaciones sean coherentes a lo largo del tiempo, independientemente del proveedor.

Existen datos sobre las propiedades de P, B y T de una gran cantidad de los ingredientes que usamos y por eso GAIA permite realizar comparaciones directas y recomendar a los formuladores los mejores ingredientes cuando todas las demás condiciones son iguales. Esta información proviene de una variedad de fuentes que incluyen recursos públicos y de la industria, tales como TOXNET de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. y la base de datos de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas.

2. CONVERTIR DATOS EN UNA PUNTUACIÓN NUMÉRICA

Los datos de cada una de las propiedades de P, B y T se convierten a una escala de 100 puntos y luego se combinan para crear una puntuación conjunta de PBT para el ingrediente: un 50 % correspondiente a la persistencia, un 25 % correspondiente a la bioacumulación y un 25% correspondiente a la ecotoxicidad. La persistencia tiene más peso porque la degradación rápida limita los efectos de la bioacumulación y la ecotoxicidad.

3. CALCULAR LA PUNTUACIÓN DEL INGREDIENTE

La puntuación final es un número entre cero y 100. Una puntuación más alta implica características de seguridad medioambiental más favorables.

En algunos casos, no hay datos publicados disponibles; por eso usamos datos de modelos y las puntuaciones se reducen debido a la falta de certeza (por ejemplo, cuando se usan modelos in silico para compensar el vacío de datos empíricos).

4. CALCULAR LA PUNTUACIÓN DEL PRODUCTO FINAL

Más allá de los ingredientes, GAIA usa un promedio ponderado en masa de todos los ingredientes de un producto para generar la puntuación del producto final (FPS). La escala de 100 puntos se usa para guiar las decisiones con respecto al lanzamiento del producto.

 

Persistencia hace referencia al tiempo que tarda algo en descomponerse. Si algo se biodegrada con facilidad, se descompone rápidamente en microorganismos en el medioambiente (o una planta de aguas residuales). Algunos materiales también se descomponen en el aire (se oxidan) o cuando están expuestos a la luz solar. Los minerales y otros componentes como la arena pueden reducir su tamaño pero no cambian su composición química; por lo tanto, en general se consideran persistentes. Es por ello que también analizamos otros aspectos como la bioacumulación, que mide si un ingrediente se asimila a una velocidad más alta que su ritmo de metabolismo o excreción. Algunas sustancias químicas se acumulan en un organismo a lo largo del tiempo y esto puede aumentar a medida que ascendemos en la cadena alimentaria. Si esas sustancias químicas están asociadas con la toxicidad, el problema empeora con el tiempo y el tóxico se transmite a otros organismos. Por este motivo, las evaluaciones de PBT habituales analizan diferentes niveles ecológicos: los organismos modelo son las algas, un pequeño crustáceo acuático y los peces.