Marcelo Sanctos

Director sénior de Desarrollo de Clientes

Instalado en Sídney, Australia, Marcelo ha formado parte de Johnson & Johnson Consumer Health desde hace más de ocho años. Comenzó su carrera en el área de Cuentas Globales en Brasil y desde entonces se ha desempeñado en muchos cargos dentro del área de Desarrollo de Clientes en diversos mercados.

Lea cómo Marcelo reflexiona sobre su trayectoria en J&J Consumer Health y de qué manera los diversos cargos que ha tenido le han enseñado a estar más dispuesto a nuevos desafíos.

 

Mi carrera en Consumer Health comenzó hace aproximadamente ocho años en mi país natal, Brasil, en el equipo de Desarrollo de Clientes donde estaba a cargo de cuentas importantes, como Walmart y otros minoristas. Luego de ocho meses en ese cargo, se me ofreció la oportunidad de asumir más responsabilidades al fusionar algunos de los mercados individuales en Brasil y trabajar con una cartera más grande de minoristas. Durante ese cargo, mi gerente identificó una oportunidad de desarrollo y me invitó a participar en el Talent Acceleration Program (TAP), el cual cambió completamente mi carrera.

TAP es un programa de desarrollo de liderazgo intersectorial que se centra en la reflexión personal y el crecimiento. Era un programa muy diverso, porque incluía miembros intersectoriales e interfuncionales, así que podía trabajar en mis proyectos y a la vez aprender cómo operaban otras personas. El programa ayuda a los líderes a desarrollar su estilo de liderazgo y aprender a dejar de lado sus preferencias, lo cual los obliga a salir de su zona de confort. Estoy muy agradecido por la oportunidad de ser parte de ese excelente programa que reforzó la manera en que J&J se compromete a desarrollar profesionales y líderes.

Cuando finalicé ese programa, recibí una llamada de mi gerente para consultarme acerca de mi interés en dar un paso más allá en mi carrera. Compartí mi interés en trabajar en otros países, lo cual me abrió muchas puertas. Desde entonces, he asumido cargos en tres mercados diferentes de la empresa: Brasil, Argentina y Australia.

Si se quiere ser un buen líder, se debe inspirar y liderar al equipo, no decirles lo que tienen que hacer. Puede sonar como un cliché, pero es impactante si uno lo analiza bien. Cuando uno asciende en su carrera, para lograr resultados uno debe hacerlo a través de otros, pero ellos no lograrán resultados a menos que reciban inspiración y comprendan el panorama completo. Decirle a las personas lo que tienen que hacer puede funcionar a corto plazo, pero si uno quiere resultados y éxito a largo plazo, uno debe guiar y preparar a las personas para que se hagan cargo y lideren la empresa cuando uno ya no esté presente. Si uno quiere progresar en su carrera, debe asegurarse de preparar a alguien que asuma sus responsabilidades.

Si pudiera darles un consejo a colegas y profesionales jóvenes que están comenzando sus carreras, les diría que siempre estén dispuestos a nuevos desafíos. Cuanto más diversas son las experiencias que adquirimos en nuestras carreras, mejor preparados estaremos para tener éxito en el futuro. Las nuevas oportunidades y desafíos pueden ser incómodos al principio, pero de seguro mejorarán su futuro al sacarlo de su zona de confort y acelerar su desarrollo personal, ya sea en diversas áreas o incluso en otro país.